El 23 de noviembre de 1856 fue fundada oficialmente la ‘Villa de Frutillar’, por disposición del Presidente de la República, Manuel Montt, poco más de un año de establecidas las primeras 47 familias de colonos alemanes llegados al país. Pronto comenzaron a ocupar las chacras mensuradas por José Decher, las primeras familias de colonos alemanes, entre quienes se contaban Wilhelm Kuschel, Heinrich Kuschel, Theodor Niklitschek, Christian Nannig, Christian Winckler, Adams Schmidt, quienes demostraron desde un comienzo el espíritu que alentaba su ánimo caracterizado por su esfuerzo, trabajo y entusiasmo, cualidades que se mantienen hasta hoy entre sus descendientes.

En el plano social, se fundó en 1882 el Club Alemán para la realización de reuniones sociales e ilustración intelectual, se compartían las mejores publicaciones alemanas e informaciones generales.

Con el arribo del ferrocarril en 1907, nació la estación y un pequeño poblado en Frutillar Alto. Hasta la fecha ha crecido mucho y hoy posee industrias, servicios, comercio, bombas de bencina y consultorio, y por supuesto es una de las zonas de principal atractivo turistico de nuestro país.


Reseña Historica